Los trabajadores de Monitor

Por Juan José Solis Delgado

Cuando estalló el conflicto entre Grupo Radio Centro y José Gutiérrez Vivó, lo que vimos fue una lucha de titanes. Abogados de gran nombre de un lado y de otro que seguramente cobraron buenos billetes para salvaguardar el patrimonio de uno u otro adversario. Sin embargo, quienes quedaron en medio del conflicto fueron los trabajadores, que como sucede en esa industria, fueron “respaldados” desde la estrategia política por su sindicato convenenciero al servicio del poder; y lo curioso fue que el STIRT siempre operó en los tiempos y actos que marcaba GRC.

Los trabajadores sin duda, siempre tuvieron la razón. Fueron quienes más aguantaron los embates del pleito GRC vs. JGV. Antes de las salidas del aire de MONITOR, ya habían visto afectados sus ingresos sustancialmente. No obstante y pese al clima de persecución y boicot publicitario, los trabajadores de MONITOR se mantuvieron solidarios hasta el último día y minuto del informativo radiofónico. Lo que vino después fue una malaventura.

El periodista y empresario José Gutiérrez Vivó en su calidad de presidente y director de INFORED, no pagó los salarios y prestaciones de ley a sus trabajadores, arguyendo el no pago de GRC, sin embargo, esto no lo eximia de sus obligaciones empresariales. Algunos observadores y analistas, sostenían que la falta de pago era una estrategia tipo chantaje, para que el gobierno intercediera en el conflicto. Intervención que nunca llegó.

Los trabajadores de MONITOR (y dicho sea de paso, también los del diario), quedaron sumamente molestos con JGV porque los dejó en la calle y en la ignominia. Quizá esto último fue lo que más les dolió, el silencio, la lejanía y el desprecio de quien había sido apoyado hasta el último momento.

Muchas familias comenzaron a fracturarse. Los pagos de renta, el crédito hipotecario, el sobregiro a las tarjetas de crédito, el cambio de los hijos a escuelas públicas, la solicitud de apoyos económicos a los familiares, el pago de medicinas, etcétera; todo ello, trajo como consecuencia, el hartazgo de los trabajadores que siempre esperaron una palabra de aliento de su jefe. Mensaje que nunca llegó.

Los trabajadores se quedaron por un lado sin pago por parte de JGV y por otro a merced de los caprichos de su sindicato, que en todo momento actuó en función de los intereses de GRC. Mientras tanto, el pleito continuó en los tribunales y a la fecha a pesar de que la Suprema Corte de Justicia sentenció el pago de más de 21 millones de dólares, todo parece ser una cadena de deudas que a simple vista sólo se podrá destrabar cuando GRC se sujete y obedezca a la justicia mexicana.

Por fortuna muchos de los trabajadores del otrora MONITOR han logrado recuperar su empleo en otras empresas informativas. Muchos están con Carmen Aristegui, otros en Reporte 98.5, otro más en Radiotrece, en WRadio, pero lamentablemente, otros más aún siguen en el edifico de la Presa 212, sosteniendo su digna huelga.

Anuncios

Un pensamiento en “Los trabajadores de Monitor

  1. Gabriela Castro

    Eso sí que me da rabia…

    Ser periodista no es fácil. Pero menos aún ser periodista de un país con una justicia vulnerable.

    Qué podemos hacer para solidarziarnos con nuestros companeros de profesión?

    Un abrazo a todos lo periodistas honestos de México.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s