Yo también estoy hasta la madre

Javier Sicilia

Por Juan José Solis Delgado

La muerte siempre es dolorosa. Si algo hemos aprendido y valorado como sociedad es la experiencia de la vida; si observamos con atención nos daremos cuenta que toda la idea de la existencia está sustentada en la vida. Las disciplinas académicas todas están enfocadas hacia la experiencia de la vida, la ingeniería, la física, la biología, la arquitectura, la comunicación, etcétera, etcétera, son estudios enfocados hacia la persistencia de la vida. Por ello duele mucho la muerte y más dolor se distingue cuando se trata de personas de corta edad que son el presente y el futuro del mundo.

No hay muerte para buenos y para malos, la muerte es muerte para unos y otros. En México la muerte ha llegado a permear el tejido social, todo el país apesta a ese fétido olor a muerte. Sin embargo el asesino gobierno de Felipe Calderón no quiere detener la inconmensurable masacre de ciudadanos mexicanos; y por el contrario, trata de justificar sus acciones argumentando que son integrantes de bandas delictivas los que se matan entre ellos, como si la muerte fuera justa para lo malos y respetará la vida de los inocentes. Por su puesto no es así.

La guerra estúpida de Felipe Calderón ha matado miles de inocentes y ha desaparecido a un importante número de personas de las que no se tiene una estadística que los vea reflejados. Los jóvenes han sido mayoritariamente las víctimas. En otro tiempo ser joven era una condición de rebeldía, hoy es un sinónimo de criminalidad. Por eso cuando hay una masacre en donde las víctimas son jóvenes, las (des)autoridades del gobierno federal anuncian sin recato que se trata de pandilleros o personas con vínculos con el narcotráfico, y con ello se quieren lavar las manos.

El escritor y poeta Javier Sicilia, perdió en esta guerra a su hijo Juan Francisco, un muchacho universitario que cometió el error de ser joven. Su muerte ha trascendido en la esfera pública por haber sido hijo de tan importante personaje, pero de no haber estado en esa circunstancia, hoy sería un número más en la estadística insultante de Felipe Calderón. Por ello, su muerte que ha sido visible, debemos utilizarla como detonante para exigir el alto al fuego. Con el respeto y admiración que le debo al poeta Sicilia, desde esta tribuna demando que la muerte del joven Juan Francisco no sea una muerte inútil, sino por el contrario, sirva su desaparición como la sangre que dote a nuestro espíritu de lucha y ganas de vivir. Asistamos a las marchas que se harán en varias ciudades del país y exijamos a Felipe Calderón el alto al fuego. Pasemos de la queja a la propuesta,  pero ya por favor sin violencia… en verdad, ya estamos hasta la madre…

Exijamos a Felipe Calderón que haga cumplir el juramento que hizo cuando asumió el poder en el Congreso de la Unión, el pueblo se lo demandamos. Exijamos a Felipe Calderón destituya a Genaro García Luna de inmediato, primero por no dar resultados satisfactorios al frente de la secretaría que encabeza, pero también investigarlo por sus vínculos con el crimen organizado. Exijamos a Felipe Calderón el cese al fuego y anule toda estrategia que mantenga a la fuerzas militares en las calles del país. Exijamos a Felipe Calderón que obligue al gobierno de Estados Unidos a hacerse responsable del problema de consumo e implementé políticas adecuadas para rehabilitar a sus adictos. Exijamos a Felipe Calderón que se esclarezca todos y cada uno de los homicidios que han cometido militares, policías y delincuentes en contra de personas inocentes, y que los culpables y responsables tengan un castigo. Exijamos a Felipe Calderón que pare el derramamiento de sangre.

Los criminales se han fortalecido porque el gobierno no los repele, además porque lamentablemente nuestro gobierno y sus órganos de seguridad están infiltrados de criminales, los policías comenzando por Genaro García Luna son policías y criminales al mismo tiempo. Necesitamos urgentemente otro estadista, porque el que tenemos en su ánimo de legitimar su asalto a la presidencia creyó que capturando a dos o tres pillos de poca monta se ganaría los afectos de los ciudadanos mexicanos. Si como dijo Alejandro Martí y reproducido por el poeta Sicilia, “sino pueden renuncien, sino pueden lárguense…”

Despertemos de este letargo, estamos a tiempo… yo ya estoy hasta la madre… y sino lo hacemos ahora, nuestros hijos, los que tengan la suerte de sobrevivir a la estúpida guerra de Calderón, pagarán las lamentables consecuencias…

“¡Vamos a las calles a exigir a estos hijos de la chingada que le paren al crimen organizado! y a ¡estos cabrones del gobierno que respondan!”
Javier Sicilia.

En el camino: La paradoja en todo esto, es que se nos da a conocer que la empresa Televisa, proyectará una serie titulada GRECCO (Grupo Especial de Combate al Crimen Organizado). De acuerdo a información del diario digital vanguardia.com.mx en esta serie se recrearán “supuestos casos reales” donde policías buenos triunfan sobre los criminales. El dossier del proyecto indica que el propio titular de la SSP, Genaro García Luna, será personificado. En la serie llevará el nombre de Gabriel Gómez Lira (cuya iniciales son las mismas del funcionario). Y según dijeron en el Acuerdo para la Cobertura Informativa de la Violencia, que no harían ni héroes ni villanos. Lastima porque lo único que fomenta la empresa es hacer el caldo aún más gordo a la ya de por sí fracasada, absurda, estúpida e innecesaria guerra de Felipe Calderón…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s