La naturaleza de los medios de masas

Niklas Luhmann

Por Juan José Solis Delgado

Este artículo se publicó originalmente en la revista digital Razón y Palabra en la columna Intersticios

El sociólogo alemán Niklas Luhmann, argumenta que la naturaleza de los medios de masas es constituirse como una forma diferenciada de comunicación universal con código propio: lo informable / lo no informable, además sostiene que los medios de masas son sólo eso:medios. Si partimos de esta premisa, la opinión que tradicionalmente se tiene al respecto de los medios de masas como entidades de manipulación, poder político, influencia judicial, etcétera; podría sufrir notables cambios en la noción que tenemos sobre ellos. Esto quizá pudiera dotar de diferentes perspectivas de estudio que podrían colaborar en un mejor entendimiento de la participación de los medios de masas en la sociedad moderna.

No obstante, es preciso señalar que se debe tener una disposición a observar a los medios de masas (y a su comunicación) desde una perspectiva distinta a la tradicional, es decir, pensar los medios desde y como medios de masas, desprendiéndose de conexiones empresariales, políticas, religiosas o jurídicas; e identificar en la medida de lo posible sus operaciones “propias” que los hacen ser un sistema de funciones (sistema social) autoclausurado y con la capacidad de autorreproducirse.

Los medios de masas operan con el código de lo informable / lo no informable, esto quiere decir que todo aquello que tenga la forma de información tendrá que pasar por los medios de masas aún y cuando en apariencia pertenezca a lo no informable. Por lo tanto, se debe reconocer que la mayoría de los sistemas sociales generan información que se pone a la vista a través de los medios de masas, y por ello, se piensa que los aspectos de política, economía, ciencia, religión, etc., operan justamente en el escenario mediático, es decir, se da por un hecho que es en el espacio que propician los medios de masas es donde se desarrollan los otros sistemas de funciones; sin embargo, la realidad es que lo que se exhibe en los medios no son operaciones de otros sistemas, sino por el contrario, lo único que éstos presentan esinformación proveniente de sí mismos o de otros sistemas.

De tal manera que la naturaleza de los medios de masas (como sistema) es presentar la información procedente de otros sistemas de funciones porque es la forma en que nutre sus operaciones propias. Es decir, así como la política administra el poder (que genere cualquier sistema social), el derecho determina (también en cualquier sistema de funciones) lo que está dentro o fuera de la ley y la ciencia define lo que es verdad o no verdad, la operación primaria de los medios de masas es operar bajo la distinción de lo informable / lo no informable, por tanto todo lo que exista en el mundo y que cumpla con la distinción anterior estará en el escenario mediático. Incluso, la información que se genera en los propios medios de masas tiende a sumarse en el código mencionado.

Por ejemplo, cuando hay una sentencia en algún tribunal de justicia, los medios de masas dan a conocer lo correspondiente a la información y no necesariamente exponen las condiciones o características del procedimiento jurídico, a menos que esto sea también informable. En el caso de la política, los medios de masas exponen lo informable como lo puede ser una declaración presidencial, pero no expondrán la condición que hace que un presidente tenga poder político. En el caso de los propios medios, es común en el caso de los informativos radiofónicos escuchar que presentan como informable los encabezados de los periódicos de mayor circulación, en realidad lo que ahí presentan no son noticias sino simplemente información.

Sin embargo, la observación habitual nos dicta que los medios de masas maquillan la información porque así conviene a los intereses económicos de los dueños, o bien se le atribuye al periodista un sesgo en el tratamiento de la información en función de sus intereses particulares; desde luego esta observación primaria es cierta. Pero si se hace un ejercicio más complejo de observación, se podrá diferenciar entre los medios de masas como empresas informativas, de los medios de masas como constructo social que la propia sociedad ha creado para alojar la memoria social de la modernidad y que por tanto, están más allá de una relación comercial entre particulares.

Los medios de masas son sólo medios y su gran virtud es que en su código de lo informable / lo no informable nos permiten observar con precisión porque los noticiarios informativos operan con una selectividad que los obliga a decidir lo que se considera propicio de informar y lo que no; pero también con la ayuda de su código estamos en posibilidades de entender porqué la publicidad y el entretenimiento a pesar de ser información que se ubica en la reproducción de la ignorancia y de lo no informable, son necesarios para conseguir su autopoiesis, también conocida como autorreproducción. Es decir, sabemos que la publicidad no informa, sino que atribuye virtudes a los productos y los presenta como información, cuando en realidad el producto es todo menos sus virtudes (ejemplo: tenis con imanes para adelgazar). Mientras que el entretenimiento de igual forma se presenta como información que no lo es, las series televisivas, los programas de concursos, las barras musicales, los juegos de destreza en periódicos, etc., son ejemplos de elemental entretenimiento que tiene la forma de información, pero que están en el lado de lo no informable.

En ese sentido, los medios de masas tienen por naturaleza que exponer información que ya sea útil o no, al final es información. Y todo aquello que produzca más y mayor información siempre será bien recibida en el terreno mediático, de ahí que la propia especulación o sospecha de que los medios de masas corresponden a intereses específicos es una forma más de presentar información en forma de duda, que producirá al tiempo más información.

Pero insisto, esto se puede observar de esta manera porque observamos a los medios de masas como un sistema de funciones creado para alojar la memoria de la vida social, operación que hoy está tomando una nueva dimensión con las formas de comunicación que generan los medios cibernéticos. Si simplemente nos quedamos en el nivel de observar a los medios como empresas con nombre y apellido, resultará fácil encontrar su dependencia económica y hasta política, pero a pesar de sus intereses propios, siempre se podrán observar sus operaciones y daremos cuenta que será accesible identificar su natural código de lo informable / lo no informable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s