Ganar en los medios

Imagen falsa de campaña

Por Juan José Solis Delgado

Este artículo se publicó originalmente en Razón y PalabraPrimera Revista Digital en Iberoamérica Especializada en Comunicología, en la columna Intersticios

La espiral del silencio, libro escrito espléndidamente por la profesora alemana, Elisabeth Noelle-Neumann y publicado en 1984, fue el resultado de sus estudios y observaciones sobre el comportamiento de los individuos frente su participación social en la esfera pública. Su hipótesis central nos habla de los mecanismos con los que opera la opinión pública: la exclusión, el control social, etc., pero sobre todo describe la relación de los individuos con los medios de masas.
A casi tres décadas de haber aparecido este valioso documento, la hipótesis de la Espiral del silencio sigue siendo tan vigente como en aquel entonces. La idea de subirse al carro ganador ante el temor de quedar excluido del sector social al que uno pertenece, mantiene su valor en el sentido que como individuos interactuamos en una sociedad con la permanencia de comportamientos y costumbres sociales que creemos corresponde de manera satisfactoria a nuestra actividad política y vida pública.
El sitio más notable para poder observar cómo opera la opinión pública y por ende la teoría de la Espiral del silencio es desde luego el terreno electoral. Por ejemplo, en México este año se llevarán a cabo elecciones en siete entidades de la República, sin embargo, tan sólo la del Estado de México ocupa el lugar preponderante en las discusiones políticas. Si se le encuestara a un ciudadano mexicano sobre su conocimiento acerca de en qué otros estados (además del Edomex) se llevarán a cabo procesos electorales este año, lo más seguro es que no pueda identificar que será en los estados de Coahuila, Baja California Sur, Michoacán, Guerrero, Nayarit e Hidalgo. Lo anterior, podría atribuirse a que el nombre de esas entidades federativas no están en la exhibición constante y sumamente visible que hacen los medios de masas, ya que prácticamente toda la información sobre el tema está monopolizada por la elección mexiquense que promete ser la antesala de lo que sería un posible escenario de la elección presidencial de 2012.
Por esta razón, los candidatos y partidos políticos saben que un proceso electoral debe ganarse primero en los medios de masas y después en las urnas. Para ello, la opinión pública sirve como una herramienta eficaz que va marcando la pauta de medición sobre los posibles resultados. No es extraño leer, escuchar o ver en los periódicos, radio y televisión encuestas diarias que dan a conocer los índices de preferencia y popularidad de los candidatos en cuestión; y no se diga si estas consultas se realizan posteriores a un evento como debates públicos o luego de haber emitido declaraciones escandalosas o comprometedoras. La tendencia ganadora se va esparciendo entre los ciudadanos indecisos quienes recogen esta orientación como la políticamente correcta, si apuestan al ganador, entonces se sentirán ganadores y no quedarán excluidos o marginados y mucho menos serán señalados como la minoría que se equivocó de candidato.
De esta manera, el triunfo de un candidato u otro, no necesariamente está en función de sus propuestas de gestión pública o plan de gobierno, sino en todo caso, su éxito se sustenta en el posicionamiento mediático que logre durante su periodo de campaña. En otras palabras, no se necesita ser honesto, tan sólo basta parecerlo y darlo a conocer oportunamente mediante los mecanismos de la opinión pública.
Los escándalos, ataques, descalificaciones y demás instrumental de la guerra sucia político–mediática, son pruebas que los candidatos deben sortear de manera satisfactoria, porque en la medida que salgan victoriosos del atolladero, más bonos obtendrán en su presencia pública. En ese sentido los medios de comunicación juegan un papel importante en la construcción de esos liderazgos electorales; pues en la medida que un candidato tenga mayor presencia en medios de masas con respuestas, actitudes y propuestas políticamente aceptables, mayor probabilidad tendrá de ser percibido por el elector como un candidato con posibilidades de triunfo, logrando con ello que más personas lo ubiquen en (eso que hemos nombrado) el imaginario popular.
La elección del Edomex, es un claro ejemplo de esta sobre-exhibición mediática de uno de los candidatos. El postulante del partido gobernante ha hecho uso de la infraestructura de comunicación social que prácticamente lo tiene ubicado en todos los rincones de la entidad, mantas en casas, anuncios en autobuses, banners en los principales portales de Internet, spots de radio y televisión en los horarios de mayor audiencia, etc., han permitido que entre los ciudadanos mexiquenses se construya la idea de que será el futuro gobernante ya que las encuestas de opinión pública así lo señalan. Por tanto, expresar abiertamente el apoyo a otro candidato que no es el puntero, podría exponer al individuo a la exclusión social, a la marginación y obviamente nadie quiere eso.
Como ya se dijo, lo notable es que el sufragio que se supone es el cimiento que sustenta la democracia, no se define en función del mayor beneficio y desarrollo económico-social que proponga un candidato, sino que la boleta electoral será marcada en función de quien haya ganado la elección primero en los medios de masas, lo cual nos coloca en el escenario donde no necesariamente significa que los procesos electorales sean verdaderamente democráticos, en todo caso lo que se ha construido es un modelo eficiente de procesos electorales mediáticos. Y ese es un objeto de estudio en el cual habrá que seguir trabajando; porque de no reformularlo, seguiremos teniendo elecciones de forma y no de fondo, cuando en la realidad lo que urge son precisamente cambios de fondo en la construcción del día con día de nuestro país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s