Cuando los medios no median

Por Juan José Solis Delgado

Este artículo se publicó originalmente en la columna Nada Personal en el portal Poder Ciudadano

Siempre he sostenido que los medios de comunicación para las masas no manipulan…

 

… En todo caso, los considero un sistema de funciones que operan con campos programáticos definidos desde la propia vida social, como por ejemplo, siempre presentarán los sucesos informativos como nuevos, los reforzarán con cantidades precisas, ventilarán conflictos, habrá una jerarquía entre lo local y lo global, etcétera. El asunto de la manipulación se da cuando los medios dejan de ser medios y se convierten en entidades políticas y económicas que los diluye de su verdadero sentido de existencia dentro de los sistemas sociales.

El ejemplo más cercano de este alejamiento de la operación sustantiva y manipulación de los medios de masas, es la reciente hostilidad que han emprendido básicamente los medios electrónicos contra el Instituto Federal Electoral a través de la Cámara de la Industria de la Radio y la Televisión. En resumen, los dueños de los monopolios mediáticos están molestos porque se les ha quitado de las manos el gran negocio que durante años fue el recurso fundamental y más importante que mantenía sus arcas financieras saludables.

Hoy, el IFE pretende ser la institución que no sólo regulará la compra de espacios propagandísticos en medios de comunicación para los partidos políticos, sino además, establecerá la pauta de transmisión que antes televisoras y radiodifusoras dictaban perversamente canalizando todo tipo de publicitación política a altas horas de la madruga en horarios en que prácticamente nadie veía. Evidentemente, los monopolios quieren frenar a toda costa esta decisión argumentando que no hay posibilidades técnicas para poner en el aire cerca de 39 millones de spots; argumento que fácilmente puede invalidarse si revisamos la cantidad de spots que la iniciativa privada patrocina habitualmente.

El problema no es técnico por más que así lo quiera presentar la CIRT, el problema es económico, pues los ambiciosos dueños de los medios de masas, no pueden aceptar que el 80% de los recursos que otrora se destinaban a gastos en medios de comunicación hoy sea regulado por el IFE, de ahí que han denostado la actividad de este instituto ante la vulnerabilidad que sistemáticamente ha construido (por razones políticas) en los últimos tiempos.

La batalla que hoy nos demuestran los medios a través de desplegados y todo tipo de anuncios, es una radiografía clara que los medios no sólo son medios, sino que esta vez, están siendo utilizados como instrumentos bélicos para desprestigiar a un instituto tan necesario en nuestra incipiente democracia. De ahí entonces que sí acepto que se diga que los medios de masas manipulan, porque simplemente los medios dejan de mediar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s