Informar no es comunicar

Por Juan José Solis Delgado

Este artículo se publicó originalmente en Razón y PalabraPrimera Revista Digital en Iberoamérica Especializada en Comunicología, en la columna Intersticios

Comunicar es algo más complejo de lo que podemos pensar, no por nada existen numerosos estudios relacionados a las formas posibles de comunicación. Prácticamente toda actividad humana y social implica comunicación, pero hay que tener presente que no siempre informar es comunicar y viceversa. Es el caso de los abundantes spots que  los mexicanos nos hemos recetado en las recientes semanas con motivo del quinto informe de gobierno del ciudadano Felipe Calderón, donde no se sabe a ciencia cierta si el objetivo de la presidencia de la República es informar o comunicar.

La puesta en marcha de la campaña que da cuenta del contenido del quinto informe de gobierno, materialmente ha saturado el espectro mediático. Las señales de radio y televisión no se dan abasto con la cuota del material enviado para su proyección. En cada corte comercial aparecen por lo menos dos o tres anuncios del presidente de la República y en el peor de los casos son anuncios de hasta cuatro minutos de duración. Si bien los ciudadanos mexicanos hemos exigido el ejercicio de la rendición de cuentas, no creo que la repleción de mensajes en los medios de masas cumpla íntegramente la función de informar, ni de rendir cuentas, ya que lejos de atenderlos, la repetición constante de estos anuncios provoca una suerte de irritabilidad entre los receptores.

La suspensión del día del presidente (me refiero a aquella época cuando todos los primeros de septiembre el país era paralizado para atender el mensaje presidencial que pronunciaba en el Congreso de la Unión) trajo consigo que el mandatario en turno tuviera una disminución considerable en su visibilidad mediática. No obstante, si bien ya no existe aquella transmisión en cadena nacional de un informe extenso, el presidente de la República no pierde la oportunidad que le dan los mensajes propagandísticos para exponer a la nación las cifras que curiosamente siempre son positivas. En términos de efectos mediáticos, la comunicación social del gobierno federal se empeña en utilizar a los medios de masas como vitrinas que legitiman la acción de gobierno.

Sin embargo, este quinto informe de gobierno es diferente al resto de los informes del actual sexenio; ya que el presidente en turno llega con un índice de aceptación severamente disminuido como consecuencia del clima de hartazgo motivado por los niveles de inseguridad y el incremento de los actos violentos de las bandas de criminales. Informativamente, los logros que intenta exponer la presidencia son incongruentes con los hechos que reporta la prensa nacional; semanas previas al informe se notificó sobre un decapitado en la zona de Interlomas, una balacera afuera del estadio de fútbol en Torreón, el asesinato del periodista sinaloense Humberto Millán, otro decapitado en la colonia Santa Fe de la ciudad de México y para cerrar la fatídica lista el asesinato de 52 ciudadanos en el Casino Royale en Monterrey, Nuevo León.

Difícil es informar ante este panorama, pues por más eficaces que puedan ser los medios de masas en su poder de penetración, no se puede contener u ocultar la realidad real. No obstante, la estrategia de la presidencia es inapropiada, pues apuesta a presentar un México absolutamente distinto al que reportan las noticias del día con día. Los spots del informe presidencial, presentar un discurso ambiguo e impreciso, por ejemplo, el jefe del Estado mexicano reporta haber aumentado en cifras nunca antes vistas, la inversión en infraestructura; sin embargo, esto puede tener un potencial engaño, pues el desarrollo de infraestructura lo mismo le corresponde al gobierno federal que a los gobiernos estatales y municipales. El combate a los criminales es otro caso, pues mientras se sostiene enfáticamente la cantidad de mafiosos atrapados, la realidad reporta que los carteles de narcotraficantes lejos de ser desarticulados, éstos han aumentado un 50%, es decir, de los ocho grupos que existían en 2006, a la fecha, las investigaciones periodísticas reportan la existencia de doce bandas criminales.

Con lo anterior, se tiene el argumento contundente para asegurar que la estrategia de comunicación social de la presidencia es un rotundo fiasco, pues en la prisa por presentar victorias prodigiosas, no son sensibles a los reclamos ciudadanos que exigen se comuniquen los éxitos de gobierno con mesura y apegados a la realidad. La ciudadanía sabe que las cosas no han sido fáciles para el presidente en turno, pero también observa que éste se empecina en cegarse a la realidad. Así lo demuestran los resultados de la encuesta aplicada por la empresa Consulta Mitofsky, la cual dice que el 57% de los ciudadanos mexicanos no le otorga credibilidad al contenido del informe presidencial, mientras el 39% acepta su contenido.

Estos tiempos obligan, sin duda, a que se aliente la comunicación y en específico la comunicación gubernamental. La incertidumbre hace bastante daño al tejido social, la capacidad de sorpresa cada día se diluye cuando un acto criminal rebasa en violencia al anterior, la fuente policiaca salió de la noche a la mañana de los rincones de las redacciones periodísticas, para ocupar un lugar preponderante en el orden informativo; ante ello, el gobierno debe hacer frente al hartazgo social, utilizando el potencial de la comunicación para estabilizar el sistema social y no sólo dedicarse a informar por informar, sin tener una idea de comunicación definida.

Informar no sólo es saturar las programaciones mediáticas de spots cuestionables. Es algo más serio. Informar, es también aceptar que se han cometido errores y que hay una suerte de arrepentimiento en las decisiones mal tomadas. Eso sería también una estrategia congruente de comunicación social.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s