Calderón provocador y la hija obesa

Por Juan José Solis Delgado

Este artículo se publicó originalmente en la columna MéxicoPolítico del portal estadounidense AOL-Noticias el 14 de febrero de 2012. 

La imagen de Felipe Calderón cabalgando un caballo blanco en el sendero del Castillo de Chapultepec hacia la residencia oficial de los Pinos, escoltado por jóvenes del heroico colegio militar, es a todas luces, una afrenta contra la ciudadanía mexicana. No hay un sólo precepto legal que obligue a Calderón bien sea como jefe de gobierno o jefe de Estado, a realizar un recorrido oficial fundado con la banda presidencial y montado en un caballo. En realidad, lo suyo fue presentarse en la conmemoración de la Marcha de la Lealtad, brindando un espectáculo farandulero, ridículo y provocador, en el que emuló de forma muy atroz, la figura del ex presidente Francisco I. Madero.

No es la primera vez que Calderón intenta situarse en el pasado histórico; pero sí es la primera vez que el ridículo y el exceso le hacen mella. Por más que intenta parecer un presidente fuerte y poderoso, sus actos lo disminuyen y proyectan como un mandatario débil e intolerante.

Calderón es desafiante cuando ve la oportunidad, por ejemplo, cuando el caricaturista Tonatiuh Moreno lo increpó en un acto realizado en Jalisco, Calderón primero le asestó una serie de descalificaciones y advertencias y luego lo llamó al diálogo, claro sin permitirle expresarse. Terminado el evento, los integrantes del estado mayor, simplemente le impidieron a Tonatiuh Moreno acercarse al provocador.

Recientemente, Calderón desaprobó que una mujer le reclamará el poco a apoyo destinado a grupos vulnerables, a lo que respondió nuevamente con una agresión verbal. Reclamó a la mujer que no debía estar en el programa Oportunidades por ganar más de lo establecido y sin más la corrió del acto diciendo que él estaba trabajando.

Pregunta: ¿ese es el diálogo que promueve Calderón?… si la mujer fue aceptada en el programa de ayuda sin tener los méritos necesarios, fue porque simplemente este gobierno se ha caracterizado por su alto índice de corrupción que da ayuda y beneficios a todo aquel que sepa jugar en ese terreno. Sino, basta conocer los sospechosos contratos que se han dado a diestra y siniestra en Pemex, la CFE, los festejos del Bicentenario, la estela de luz, la gasolineras de la familia Mouriño, etcétera, etcétera, etcétera…

Por fortuna, las horas de Calderón están contadas y pronto dejará la presidencia. Los mexicanos nos sentiremos aliviados de la pesadilla de la guerra estúpida y de poner a los muertos inocentes en la estadística de un fascista.

Los aduladores a sueldo de Calderón, pronto despertarán de la ilusión y verán cómo un solo hombre fue capaz de entregar el país en trozos a los poderes fácticos, a los Estados Unidos, a un puñado de narcotraficantes, y sobre todo dejarles el banquete a los delincuentes de cuello blanco, esos que siempre han sido dueños del país. Que siempre sí Calderón es alcohólico…

En el libro Calderón de cuerpo entero que pronto estará en circulación bajo el sello de Grijalbo de Random House Mondadori, el periodista fundador de la revista Proceso, Julio Scherer García, hace una radiografía precisa de Felipe Calderón. Un pasaje que llama poderosamente la atención es que Manuel Espino, otrora presidente nacional del PAN, ventila el gusto de Felipe Calderón por beber alcohol. Narra que Calderón es un bebedor de carrera larga, inclusive señala que su afición lo ha llevado a ser buscado en los restaurantes-bares, por su esposa Margarita Zavala. Con ese dato, mucho se puede entender la política de gobierno que hemos padecido en los últimos años todos los mexicanos. Vaya calamidad… tener un presidente mentiroso, ridículo, intolerante, autoritario y además alcohólico, es una pésima combinación para un país que aspira a la justicia, la igualdad y el bienestar social.

Nota al margen:

La nota de la semana se la llevó la candidata del PAN a la presidencia Josefina Vázquez Mota. No fue por haber vencido a sus contrincantes Ernesto Cordero y Santiago Creel; sino porque la revista Quién (especializada en sociales) le dedica el reportaje principal y desde luego la fotografía de la portada, con la salvedad de que en dicha imagen no fue incluida su hija Celia María quien padece de una enfermedad cada vez más común en los mexicanos: la obesidad.

Sin querer entrar en el terrero de lo privado, el asunto se hace público por varias razones. Primero, porque si se trata de la mujer que aspira a gobernar el país y acepta una entrevista con una revista de alto impacto como lo es Quién, entonces debe aparecer con la familia completa. No puede haber excusa ni pretexto para dicho fin, por más compromisos o responsabilidades que hubiera tenido su hija. Insisto, se trata de la familia de la mujer que quiere gobernar el país.

Después Laura Manzo, editora general de la revista Quién, excusó la ausencia de Celia María en la fotografía de portada, argumentando que la joven no estuvo cuando se realizó la foto porque estudia medicina y estaba en el hospital. No obstante, el periodista Ignacio Lozano sí platicó con la joven Celia María. Para quienes conocemos la dinámica de los medios de comunicación y para quienes tienen un mínimo de sentido común, lanzo la siguiente pregunta: ¿De cuándo acá un fotógrafo se va de la entrevista sin tener la fotografía que será la portada de su medio? Una vez más, los panistas de doble moral, juegan al vivo intentando desviar la atención de lo realmente sustantivo.

Si Vázquez Mota aseguró que cuidará de nuestras familias así como ha cuidado a la propia, qué nos podemos esperar de la discriminación que hizo a su hija obesa. ¿En la fotografía de México, quedarán fuera de la imagen los gordos (o demás sectores vulnerables) porque trabajan mucho y no les dio tiempo de llegar al retrato?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s