Votar por encima del miedo…

Por Juan José Solis Delgado

Este artículo se publicó originalmente en la columna MéxicoPolítico del portal estadounidense Voces The Huffington Post el 27 de junio de 2012.

Este miércoles en México, terminan los trabajos de proselitismo electoral de los partidos políticos. Del jueves 28 de junio al domingo primero de julio, se supone, los ciudadanos mexicanos tendremos la oportunidad de reflexionar y razonar nuestro voto. La ley indica que en este periodo nada ni nadie nos deben obligar a votar por tal o cual partido. El voto deber ser libre y secreto.

No obstante, las prácticas tramposas del PRI, que por fortuna se han exhibido en diversos medios de comunicación -sobre todo- en alternativos y redes sociales, dan cuenta de la coacción del voto, la extorsión, las amenazas y el chantaje. En prácticamente todos los estados que gobierna el partido tricolor, se desviaron recursos de los programas de desarrollo social para etiquetarlos con la imagen de Peña Nieto y ofrecerlos como moneda de cambio.

Existe evidencia suficiente -y debidamente documentada- para demostrar que el PRI desde hace mucho rebasó el tope de campaña por millones de pesos. Su relación mercantil con Televisa, el dispendio en los primeros días de campaña de anuncios panorámicos por todo el país, los millones de artículos utilitarios, despensas y materiales de construcción, la enorme bodega en Veracruz y recientemente las miles de tarjetas telefónicas y de débito ambas con la imagen de Peña Nieto, no dejan lugar a dudas para comprender que el PRI sigue siendo la misma institución política corrupta
que no ha cambiado absolutamente nada, pues continúa con esas prácticas añejas e ilegales que tanto hartazgo produjeron en los mexicanos.

Hoy el PRI pretende regresar al poder mediante la estrategia del miedo. Por ejemplo, en San Luis Potosí, el candidato a diputado federal Óscar Bautista Villegas, amenazó a campesinos con retirarles la ayuda económica que les da si no votan por él, y les advirtió que los mantendrá vigilados con el “satélite” que había comprado para que efectivamente crucen la boleta en su favor. Por ridículo que parezca, desafortunadamente en el México de extrema pobreza y falta de acceso a la educación, existen personas que en efecto se sintieron amenazados por este mequetrefe y este domingo emitirán su voto con temor.

La entrega de despensas y la promesa de 500 pesos por voto fotografiado a favor del PRI, es utilizado para chantajear a otros más. Si no hay foto no hay dinero, si no se prestan a movilizar a (por lo menos diez) vecinos a votar por el PRI no hay entonces 3500 pesos. Esto ocurre principalmente en seis estados que preocupan de sobremanera al PRI: Jalisco, Guerrero, Puebla, Veracruz, Tabasco y el Distrito Federal. A pesar de que dos de éstos son gobernados por el PRI, el desprestigio de gobierno priista es tan profundo que la única opción es comprar el sufragio, por las buenas o por las malas.

Por otro lado, las campañas de guerra sucia infundieron el miedo y lejos de hacer propuestas, la estrategia fue denostar a los adversarios presentándolos ante los votantes como maliciosos, necios, intolerantes y perversos.

El gran reto para este primero de julio es definitivamente salir a votar; pues mientras más ciudadanos salgan a emitir su sufragio, menor será la posibilidad de orquestar un fraude. Sin embargo, se tiene información que hay estados como Michoacán, Tamaulipas y Nuevo León, donde la fuerzas criminales también han infundido el miedo a tal grado que el elector prefiere quedarse en casa a exponerse a la violencia de algún grupo armado. De ahí que las fuerzas de seguridad pública locales, estatales y federales, tendrán también la obligación de salvaguardar la seguridad de los comicios y sobre todo garantizar el derecho ciudadano.

A pesar de que se intenta permear en la sociedad que no hay necesidad de participar en la elección porque desde hace mucho ya está definida; lo cierto es que debemos hacer frente a nuestras obligaciones y derechos y sobreponernos a las mentiras, el engaño y el miedo y darle a México y a sus ciudadanos la oportunidad de crecer para consolidar un mejor futuro. El miedo sólo existe porque no hacemos nada para contrarrestarlo, por ello debemos tener claro que la mejor arma que tenemos para hacer frente a las pillerías de PRI es votando responsablemente.

Nota al margen.

Algunas casas encuestadoras no sólo midieron los niveles de preferencia de los candidatos, también evaluaron la confianza hacia la autoridad electoral y desafortunadamente los resultados no fueron los mejores. Prácticamente más del 40% de individuos encuestados dijeron que el IFE no les parece una institución confiable y otro tanto respondió que cree que los comicios no serán transparentes. Esto desde luego es un foco rojo al que debemos poner atención; pues no podemos edificar una gran estructura con cimientos endebles y simulados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s